Fieles devotos asisten masivamente a misas de aguinaldos en Yaracuy

Fiel a las tradiciones venezolanas propias de la llegada de la Navidad, el fin de semana iniciaron las misas de aguinaldos en las iglesias yaracuyanas con una masiva participación de creyentes en cada una de las jornadas. Estas se celebrarán hasta el sábado 24 de diciembre con la conmemoración del nacimiento del Niño Jesús

La Catedral de San Felipe es uno de los templos más emblemáticos de la ciudad capital y de todo el estado, donde la feligresía asiste entusiasta a participar en las misas que a diario se celebran por las vísperas del advenimiento del hijo de Dios.

En ella, el párroco a cargo de los actos litúrgicos es monseñor José Gregorio Carreño, quien cuenta con el acompañamiento musical de las Voces Blancas de la Unidad Educativa Cecilio Acosta.

Misa de aguinaldos

En el municipio Independencia, también en la ciudad de San Felipe, una de las iglesias más concurridas es el Templo Parroquial San Rafael Arcángel, ubicada en el centro de la jurisdicción, justo al frente de la recién inaugurada plaza Bolívar.

Esta iglesia es visitada durante esta novena de misas por cientos de creyentes, quienes madrugan a diario para llegar temprano, tomar su lugar en los bancos y no perderse de nada.

La iglesia de San Jerónimo, del municipio Cocorote en la ciudad de San Felipe, es la más visitada en ese sector, donde, igualmente, cientos de fieles católicos asisten a conmemorar la pronta llegada del Niño Jesús. A estas misas llega tanta gente que se tienen que hacer en la calle, frente al templo.

Las celebraciones litúrgicas se acompañan de aguinaldos, villancicos y parrandas navideñas, interpretados por agrupaciones locales de las distintas comunidades e instituciones educativas.

Breve historia de las misas de aguinaldos

Las misas de aguinaldo que la iglesia venezolana celebra todos los años entre el 16 y 24 de diciembre forman parte de la cultura patria y sus inicios se remontan hasta la época de la colonia cuando pequeñas congregaciones de creyentes comenzaron a realizarlas en conmemoración del nacimiento del Niño Dios.

Estas misas, que se desarrollan en la modalidad de novena para representar los nueve meses de gestación de la Virgen María, son un privilegio especial concedido a Venezuela por el Vaticano, específicamente por el papa León XIII (1878-1903).

En ellas, durante los nueve días, se reúnen familiares, amigos y vecinos en las iglesias para compartir su devoción por el Niño Jesús. También son llamadas misas de gallo, por celebrarse a muy tempranas horas de la mañana.

Devoción popular

La celebración de las misas de aguinaldo forma parte de las tradiciones venezolanas y a ellas se suman tanto autoridades gubernamentales como el pueblo en general.

El alcalde de San Felipe, Rogger Daza, quien es fiel devoto del Niño Jesús y participa en estas misas como feligrés, explica que todo el pueblo se vuelca a las iglesias durante la conmemoración de la Navidad y en especial a las misas de gallo para todos unidos alabar a Dios.

Entre tanto, el encargado de la parroquia San Rafael Arcángel, padre Luis Sánchez, indicó que la tradición de las misas de aguinaldo se celebra con mucho fervor y entusiasmo y son expresión viva de las ganas de avanzar  de un pueblo que con fe y esperanza celebra la vida.

El alcalde del municipio Cocorote, Pedro Bolaño, también participa en las eucaristías de la novena por la Navidad, contribuyendo, además con la logística de las personas que asisten a las misas.

Por su parte, Claudia Oviedo asistente a la misa de este lunes en Cocorote, hizo extensiva la invitación a participar en las siguen durante el resto de la semana, para no solo acercarse a Dios, sino también para realzar las tradiciones venezolanas.

Scroll al inicio